lunes, 13 de junio de 2011

El mundo debajo de la piel - Conductas privadas


Para el hombre de ciencia, el individuo único es simplemente el punto de intersección de cierto número de variables cuantitativas
H. J. Eysenck

Imagen  del dibujante Ego the Ego
Cualquier cosa que usted y yo hagamos, pensemos o digamos es una conducta. Como usted y yo somos humanos no hay duda de que estamos hablando de “Conducta humana”. Cuando las personas hacen cosas de determinada manera la consecuencia es que de algún modo se cambia el mundo. Y las consecuencias de esas conductas a su vez producirán cambios en las propias personas que actúan
Por eso se puede describir la conducta de una forma rápida como “todo lo que la persona hace”.
Tanta amplitud se da a esa descripción que con ella se abarcan todos los rangos de la experiencia humana. Eso incluye a las conocidas categorías : Cognición, sentimientos, emociones y ¿cómo no? también a la conducta visible.
Toda aquella persona que quiera compartir esta visión más amplia e inclusiva de la conducta humana, puede hacerlo de una manera fácil y sencilla. Se trata de hacer un cambio de los nombres a los verbos :
Cognición se convierte en Pensar
Sentimientos , emociones y afectos se convierten en Sentir
Conducta (en su sentido más popular ) se convierte en Actuar
Para el conductismo “ lo que la gente siente suele ser tan importante como lo que hace a simple vista”.
Es importante tener claro el concepto de lo que es sentir. Es importante saber que lo que sentimos es el propio cuerpo. Es importante porque una cosa es la actividad de sentir o notar una emoción y otra es el objeto sentido : el cuerpo. Y esto tiene su importancia porque cada persona puede experimentar muy diversos estados corporales que se corresponden con emociones, y sólo esa persona las conoce.
El psicólogo B.F. Skinner describe una situación que ayudará a entender esto . Un hombre recibe una bronca en su trabajo. La reacción de este hombre es un patrón de respuesta emocional llamado ira. Es un patrón que incluye
  1. Respuestas fisiológicas, automáticas y reflejas : se ruboriza, le sudan las manos, se le corta la digestión y en la cara aparece el ceño fruncido, ventanas de nariz abiertas, labios apretados (Este tipo de respuestas se conoce como “Conducta Respondiente”)
  2. Respuestas con un sentido voluntario dirigidas a un objetivo : Habla secamente a sus compañeros de trabajo, da un portazo, patea a un gato y se involucra en una pelea callejera. (Este tipo de respuestas se conoce como “Conducta Operante”)
Hay un estado corporal correlacionado con ese patrón de Conductas operantes y respondientes. Si ese hombre procediera a sentir su estado corporal se sentiría enfadado. Sin embargo un observador diría de ese hombre que estaba enfadado , pese a que el individuo no llegara a notar su propia ira. Y eso es así porque las respuestas emocionales son evocadas por situaciones particulares. Veamos como sucede esto.
Las personas utilizan el verbo sentir para describir el contacto con dos de los tres sistemas nerviosos sensoriales corporales. Son dos sistemas nerviosos estimulados por aquellas partes del cuerpo involucradas en las emociones que generalmente se conocen como el miedo, la ira, la alegría, el placer, la ansiedad, etc.

  • Sistema Interoceptivo que transmite estimulación desde las vísceras como la vejiga y estómago así como las glándulas y sistema vascular.
  • Sistema Propioceptivo que transmite información desde los músculos, articulaciones y tendones. Implicado en el equilibrio y movimiento..

En resumen, el sentimiento es un estado del cuerpo porque es el cuerpo lo que se siente. No hay un mundo debajo de la piel con un estatus físico especial.
Queda por citar el tercer sistema nervioso sensorial , el exteroceptivo,que se relaciona fundamentalmente con la vista, el oído, el olfato y el tacto, los archiconocidos y facilmente identificables sentidos corporales.
En artículos y entradas sucesivas se irá viendo la estructura y explicación de la conducta humana así como el análisis de la misma y su aplicación para afrontar los problemas de la vida, tanto en situaciones clínicas o como resultado de algún tipo de patología.

La imagen que ilustra el artículo es del dibujante Ego the Ego
(Este artículo fue publicado en Reeditor.com el 7 de Abril de 2011)

2 comentarios:

Claudio J. Chiabai dijo...

Si no te molesta quiero hacerte una pregunta sobre el papel de la cognición. Me explico. Yo sostengo la posición que el objeto de estudio de la psicología es la conducta. De aquí nace la critica de que a la psicología científica no le interesa los pensamientos y sentimientos de la persona. Algo así como lo que no ve no existe, y todo eso. Bien podría mantenerse si solo se estudiara la conducta, pero como también interesan todos los factores que afectan a la conducta, entonces los pensamientos y las emociones entran en el interés de la psicología. ¿Pero entran como elementos secundarios de interés o entran también como conducta?. Nunca me ha quedado claro esto. ¿Es de interés por que esta relacionado a la conducta, o es una conducta particular, o es una aspecto de la conducta?

Pro otro lado la entrada del blog dice "Cualquier cosa que usted y yo hagamos, pensemos o digamos es una conducta". El decir algo me queda fácil de entender que es una conducta, el pensar ya no tan claro. Alguien se encuentra inmóvil, sin embargo se que esta pensando ya que con instrumentos veo actividad en su cerebro. ¿Esta actividad se puede equipar a la conducta de pensar?

Luis Javier Rodríguez Morán dijo...

Estimado Claudio.
En el lenguaje ordinario se suele considerar solo como conducta a las conductas visibles o manifiestas.Aquí empieza la confusión. El pensar como verbo, como acción es una conducta verbal privada. Es decir son conductas las visibles y son conductas las privadas, por eso se comete un error categorial si consideramos a las privadas de categoría diferente a las visibles o más accesibles y si además pretendemos que haya una relación causal de una a otra, el eror es aún mayor. El profesor Esteve Freixa ilustraba muy bien esta situación con la analogía del "iceberg". A nadie se le ocurre considerar que el iceberg es solo su parte visible y que la parte bajo la línea de flotación pertenece a otra categoría que además es la "causa" de la parte visible. Del mismo modo la conducta es el conjunto de la parte "vista" o "manifiesta" y de la parte llamada "mental" por las funciones o procesos cognitivos. Procesos estos que para nada son causa de conducta si no conductas en sí mismas.